Comentario a Blade Runner 2049, de Denis Villeneuve

Portada de la película

Las dos cosas básicas que uno pide a la continuación de una película mítica como Blade Runner (R.Scott 1982), verdadero icono fundacional del cine de ciencia ficción junto a Alien el 8º pasajero (R.Scott 1979) -muy a pesar de 2001 Odisea del espacio (1968), con el debido respeto a S.Kubrick-, son: primera, una fotografía impecable, con unos ambientes y escenarios que reproducen a la perfección la atmósfera de la primera parte, y segunda, que el director sea el propio Ridley Scott, porque jamás se entendería que un creador que ha sido capaz de levantar un universo de ficción como el de Blade Runner, fuese capaz de dejar en otras manos algo tan delicado y tan difícil como rodar una secuela. Pues bien, lo primero pienso que se ha cumplido con creces, con un gran derroche de talento y creatividad, notándose que a pesar de ser el productor, para R. Scott era primordial que hubiera una continuidad fácilmente identificable con el mundo futurista de la primera parte. Ahora bien, la segunda podemos definirla como el “gran gatillazo” de la segunda parte de Blade Runner. Un gatillazo que no encuentra explicación justificable. ¿Y dónde se puede observar esa orfandad paterna de la segunda parte? En la consistencia conceptual de la película, es decir, en la propuesta intelectual y la sustancia filosóficas.
Vayamos por partes. Visualmente, Blade Runner 2049 es una excelente película, absorvente, capaz de introducir al espectador en esa atmósfera propia de un futuro hipertecnológico, en fin, toda una delicia para los sentidos. Misión cumplida. Gracias. Pero si algo caracteriza al cine de Scott es que, además del cuidado de la imagen y el ritmo de la narración, siempre hay una propuesta intelectual en forma de preguntas que incita al espectador a pensar, a cuestionarse ciertas convicciones dadas. Sí, el cine de Scott tiene enjundia conceptual, sin duda. Las dos películas de Blade Runner suponen la tematización por parte de Scott de uno de los grandes temas de la actualidad, a saber, el de la diferencia entre lo natural y lo artificial. Ahora bien, si bien en ambas películas se abordan ambos conceptos, lo cierto es que cada parte pone el acento en uno de los dos conceptos.
En la primera parte se prioriza en la perspectiva artificial, de modo que las preguntas se centran en qué pasaría si lo artificial alcanzara la capacidad de sentir su propia individualidad, su ser consciente y por tanto su ser mortal, es decir, que ha nacido, vivido y morirá. La famosa frase final de la primera parte dicha por Roy Batty apunta a ello: “Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia. Es tiempo de morir”. Una idea (la de que inevitablemente morimos) expuesta de tal modo que al escucharla nos hiere, aflorando a través de ella la emoción, el dolor y la angustia que tiene un ser humano cuando siente que va a morir, porque al final no sabemos si Batty es una máquina o un humano (ahí planta Scott la pregunta en la mente de cada espectador).
En la segunda parte, sin embargo, se prioriza la perspectiva de lo natural, de modo que las preguntas se centran ahora en qué pasaría si lo natural ya no existiera en cuanto tal, debido al desarrollo brutal de lo artificial que acaba engulléndolo, y por ende, tendríamos como resultado un mundo en el que ya no hay huella alguna de lo natural; qué sería del ser humano, de suyo algo natural, pero que su propia creación acaba fagocitándolo. El final de la peli, a pesar de los copos de nieve y la belleza estética que despierta una nevada (nótese que hay un paralelismo claro con el final de la primera parte, donde también cae algo del cielo, lluvia, y hay una máquina en soledad reflexionando sobre su ser), carece de carácter trágico, no hay emoción, es intrascendente. Por no decir la infantil conclusión de que la máquina salva a la especie humana, estúpida idea made in Hollywood, que me niego a creer que haya podido salir de la cabeza de Scott, y que banaliza conceptualmente toda la película.
En definitiva, como hemos dicho, Blade Runner no da respuestas, sino más bien plantea preguntas, contesta algunas pero éstas a su vez plantean otras preguntas. Lo importante es darse cuenta de que un mundo como el que nos presenta la película, lejos de resultar un mundo más fácil y cómodo, más feliz o más justo, brotan de él cuestiones desconcertantes, amenazantes incluso. Un mundo tecnologizado hasta el extremo, que llega incluso a los más pequeños espacios de la vida de las personas (su intimidad, su vida afectiva, amorosa, sus recuerdos, etc), tiene efectos insospechados en esa misma vida. El ser humano gracias a la técnica ha logrado auparse a la categoría de creador de un mundo hecho a su imagen y semejanza, hecho para satisfacer sus necesidades de todo tipo. Ese mismo poder creador del ser humano termina siendo el origen de su propia destrucción. La obra acaba con el artista. Lo creado se come a su creador. El hijo acaba matando al padre. La mesa está servida y lista para debatir.

FICHA TÉCNICA
Título original: Blade Runner 2049
Año: 2017
Duración: 163 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Denis Villeneuve
Guion: Hampton Fancher, Michael Green (Historia: Hampton Fancher) (Personajes: Philip K. Dick)
Música: Hans Zimmer, Benjamin Wallfisch
Fotografía: Roger Deakins
Reparto:
Ryan Gosling, Harrison Ford, Ana de Armas, Jared Leto, Sylvia Hoeks, Robin Wright, Mackenzie Davis, Carla Juri, Lennie James, Dave Bautista, Barkhad Abdi, David Dastmalchian, Hiam Abbass, Edward James Olmos, Loren Peta, Vilma Szécsi, Elarica Johnson, István Göz, Wood Harris

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s